Condiciones generales de venta y suministro

WEIMA Maschinenbau GmbH · Bustadt 6 - 10 · 74360 Ilsfeld · Germany


§ 1 Generalidades

1. Las siguientes condiciones son válidas exclusivamente para todas las ofertas que hayamos emitido y para los contratos cerrados con nosotros. Si entregamos o enviamos listas de precios, las mismas no constituyen ninguna oferta. Las condiciones de compra del cliente sólo son válidas si las confirmamos expresamente. Nuestra confirmación se realiza por escrito. No se han tomado acuerdos verbales complementarios. Nuestras condiciones de venta también son válidas si suministramos productos al cliente sin reservas, siendo conscientes de condiciones del cliente contrarias o distintas a nuestras condiciones de venta.

2. Si enviamos al cliente documentación sobre una máquina, dicho envío sólo es una invitación para que el cliente nos remita una oferta. Se mantiene reservado el derecho de realización de modificaciones debidas al perfeccionamiento técnico. Se reserva el derecho de venta intermedia. Los contratos no se establecen hasta que emitimos nuestra confirmación de pedido o entregamos el objeto de suministro.



§ 2 Precios y pago

1. Si en la confirmación de pedido no se indica otra cosa, nuestros precios se aplican en euros y se entienden franco fábrica.
Los precios no incluyen IVA, costes de aduanas y fronteras, costes de seguros, transporte y descarga ni costes de embalaje. El impuesto sobre el valor añadido lo imputaremos por separado el día de presentación de la factura, aplicando el importe legal.

2. Siempre que no se encuentren regulados en la confirmación de pedido, la puesta en servicio así como los encargos de montaje y reparación requieren acuerdos separados.

3. Las prestaciones de asesoramiento y servicio deseadas por el cliente y que trasciendan el volumen de pedido acordado podemos facturarlas por separado.

4. Nos reservamos el derecho de enviar el objeto de suministro contra reembolso o mediante pago por adelantado. De acuerdo con el § 288, párr. 2 BGB (Bürgerliches Gesetzbuch - código civil alemán), si el cliente se retrasa en el pago, el tipo de interés será de un 8% sobre el tipo de interés básico. Permanece inalterable nuestro derecho de acreditar un daño superior por demora.

5. Tras el cierre del contrato, si se constata un empeoramiento sustancial en la situación patrimonial del cliente que pusiera en peligro nuestros derechos de cobro, o si el cliente se encuentra en demora de pago, podríamos detener los suministros pendientes y exigir el pago inmediato de todas las facturas, incluyendo las facturas que no sean pagaderas todavía, y el pago por adelantado o la fianza previa para suministros futuros. Si el cliente no realiza dicho pago por adelantado o la fianza previa en un plazo razonable fijado por nosotros, podemos rescindir el contrato.

6. Los pagos con letras de cambio o cheque se aceptan únicamente para pago y tras acuerdo especial, y sólo en caso de redescontabilidad, calculando los costes que el cliente ha de pagar inmediatamente en metálico, sobre todo, los costes de descuento, cambio, timbre y gastos bancarios.

7. El cliente sólo tiene derecho a compensación si sus contrademandas se han determinado con fuerza de ley, son indiscutibles o reconocidas por nosotros. Sólo puede ejercerse un eventual derecho de retención si se presenta una contrademanda derivada de la misma relación contractual.



§ 3 Suministro y plazo de entrega

1. Si se supera un plazo de entrega, el cliente puede fijar una prórroga razonable (de cuatro semanas como mínimo) y rescindir el contrato tras su finalización infructuosa. El cliente sólo tiene derecho a indemnización por daños y perjuicios en el marco del § 5, párr. 5 de estas condiciones generales de venta y suministro.

2. Los sucesos de fuerza mayor y carácter imprevisible, sobre todo, los fallos de fabricación o suministro –atribuibles a nosotros o a nuestros proveedores- nos eximen de la obligación del servicio mientras se prolongue el fallo y durante un periodo inicial razonable y por la amplitud de su efecto. En este periodo, el cliente no puede rescindir el contrato ni exigir una indemnización por daños y perjuicios, siempre que el fallo no sea atribuible a nosotros por dolo o negligencia grave. Esto también es válido si el fallo se produce durante un retraso ya existente. Si tales sucesos afectan al volumen de servicios, tenemos derecho a realizar una adaptación razonable en el contrato o rescindir el mismo total o parcialmente si la ejecución no puede asumirse económicamente en términos generales.

3. Los suministros se realizan generalmente “franco fábrica” (EXW Incoterms 2000) y corren por cuenta del cliente. Por consiguiente, el riesgo sobre el objeto de suministro pasa al cliente cuando el objeto de suministro se pone a disposición al primer agente de transporte o porteador para su traslado al cliente.

4. Si el cliente lo desea, cubriremos el suministro con un seguro de transporte; los costes resultantes corren por cuenta del cliente.



§ 4 Reserva de propiedad

1. La mercancía suministrada por nosotros sigue siendo de nuestra propiedad hasta que se produzca el pago completo de todo nuestro exigible -presente y futuro- derivado de la relación comercial con el cliente.

2. La reserva de propiedad nos permite recuperar la mercancía reservada sin fijar un plazo previo al no realizarse el pago acordado. En este caso, el cliente está obligado a devolver la mercancía. No es necesario que el vendedor rescinda el contrato previamente. La recuperación de la mercancía reservada no se considera una rescisión del contrato, aunque no se indique expresamente.

3. El cliente está obligado a tratar la mercancía con cuidado, y sobre todo, a asegurarla adecuadamente -como mercancía nueva- contra daños por incendio, agua y robo, corriendo con los costes.

4. El cliente tiene derecho a revender la mercancía en el curso normal del negocio, si bien, con la reventa tienen que suministrarse siempre las instrucciones de uso de Weima asociadas con el objeto de suministro; no obstante, el cliente nos cede ya, por el importe final de la factura de nuestro exigible (incluido el IVA), todo el exigible que se le genere por la reventa frente a su comprador o a terceros, independientemente de que revenda la mercancía sin tratamiento o después del mismo. El cliente permanece autorizado para el cobro de este crédito incluso después de la cesión. Ello deja inalterada nuestra facultad para cobrar directamente el exigible, y podemos exigir que el cliente nos revele los créditos cedidos y sus deudores. El derecho del cliente para la reventa o cobro de créditos se extingue tan pronto como se encuentre en demora de pago frente a nosotros, incluso con una única factura, o en caso de ruina patrimonial.

5. El cliente realiza siempre para nosotros un posible procesamiento o tratamiento y transformación de la mercancía, sin que ello nos genere ninguna obligación.
Si la mercancía se asocia estrechamente con otro objeto, adquirimos la copropiedad del nuevo objeto en la proporción del valor de la factura de la mercancía respecto a los otros objetos asociados en el momento de la asociación. Aunque adquiramos la copropiedad sobre el nuevo objeto, en el marco de los § § 5 y 6 sólo nos hacemos responsables por daños provocados por nuestra mercancía. Si un tercero ha adquirido la mercancía de nuestro cliente y nos presenta un requerimiento directo, tenemos un derecho de exención frente a nuestro cliente, siempre que no tengamos que responder frente al mismo en el marco de los § § 5 y 6.

6. En un procedimiento de cheque/letras de cambio, nuestra reserva de propiedad no se extingue hasta que el cliente cumpla con sus obligaciones totales -en toda su extensión- frente a nosotros.

7. El cese de reclamaciones individuales en una factura en curso o la liquidación en cuenta corriente no anulan nuestra reserva de propiedad a todos los niveles. Si el cliente acepta un crédito cedido a nosotros -derivado de una enajenación ulterior de mercancías- en una relación de cuenta corriente existente con su cliente, el crédito de cuenta corriente que ascienda al importe final de la factura de nuestra reclamación (incluido IVA) ha de cederse a nosotros. Una vez efectuada la liquidación aparece en su lugar el saldo reconocido cedido hasta el importe de nuestro crédito original.

8. Nos comprometemos a liberar las garantías que nos corresponden cuando su importe supere en más del 20 % el valor de los créditos cubiertos por las garantías, siempre y cuando éstos todavía no se hayan liquidado todavía.



§ 5 Responsabilidad por defectos

1. Los derechos del cliente en lo concerniente a responsabilidad por defectos prescriben un año después de la entrega del objeto de suministro.

2. Los derechos del cliente en lo concerniente a responsabilidad por defectos preestablecen que el cliente haya cumplido adecuadamente con sus obligaciones de inspección y reclamación según el § 377 HGB (código de comercio alemán) o los art. 38, 39 del Derecho de Compra de las Naciones Unidas. Los defectos detectables tienen que reclamarse de inmediato, mediante el envío de un escrito dirigido a nosotros en el plazo máximo de 10 días tras la recepción del objeto de suministro. Es determinante la fecha de recepción de la notificación en nuestras dependencias.

3. Asumimos responsabilidad por defectos -eligiendo la subsanación de los mismos o la sustitución del producto- si el objeto de suministro se ha vuelto inservible como consecuencia de su estado antes del traspaso de riesgo o se ha menoscabado su utilidad. Las piezas sustituidas son propiedad nuestra. Hacemos uso del derecho de elección en un plazo de 14 días, que empieza a contar cuando el cliente reivindica sus derechos correspondientes. En otro caso, el cliente tiene derecho de elección.
Si la subsanación de un defecto o la sustitución del producto no se efectúan en un plazo razonable, teniendo en cuenta nuestras posibilidades de suministro, el cliente tiene derecho a rescindir el contrato o rebajar la remuneración (reducción). En productos externos esenciales sólo nos hacemos responsables tras la reivindicación judicial previa al proveedor del producto externo. Cedemos al cliente nuestros derechos en lo concerniente a responsabilidad por defectos contra el proveedor del producto externo.

4. El cliente ha de proporcionarnos el tiempo necesario y la oportunidad para que realicemos todas las mejoras y suministros sustitutivos que nos parezcan necesarios en base a un criterio económico; en otro caso, quedamos eximidos de la responsabilidad por defectos.

5. Si nosotros o nuestros representantes legales y ejecutivos incurrimos en dolo o negligencia grave por el motivo legal que fuera, nos hacemos responsables según las disposiciones legales, siempre que no se deriven restricciones de las disposiciones siguientes.
En caso de violación (con culpabilidad) de obligaciones contractuales básicas así como culpa grave o conducta dolosa de auxiliares ejecutivos, se restringe nuestra responsabilidad a la restitución del daño típicamente previsible. Se excluyen otros derechos del cliente -por los motivos legales que fueran-.

6. La falta de asunción de responsabilidad por defectos se aplica, sobre todo, a los casos siguientes:
a) En caso de uso inadecuado o inapropiado, incumplimiento de las indicaciones preestablecidas por nosotros, inobservancia de las instrucciones de uso Weima incluidas en el suministro, plano de fabricación defectuoso del cliente, montaje o puesta en marcha errónea por parte del cliente o de terceras personas, desgaste natural, tratamiento erróneo o negligente, mantenimiento inadecuado, medios de servicio inapropiados, trabajos de construcción defectuosos, fundamento inadecuado, influencias químicas, electroquímicas o eléctricas, siempre que no seamos responsables de ello;
b) En caso de una mejora inadecuada realizada por el propio cliente o por terceras personas, por las consecuencias derivadas de ello;
c) En caso de modificaciones en el objeto de suministro, por el cliente o por terceras personas, sin nuestro consentimiento, por las consecuencias derivadas de ello;
d) En caso de revender el objeto de suministro a terceras personas sin entregar también las instrucciones de uso de Weima pertenecientes al mencionado objeto, por las consecuencias derivadas de ello.

7. Nuestra exclusión de responsabilidad no se extiende a derechos recogidos en los § § 1, 4 de la ley de responsabilidad de productos. Por lo demás, si se excluye o restringe nuestra responsabilidad, esto también se aplica a la responsabilidad personal de nuestros empleados, trabajadores, representantes y auxiliares ejecutivos.

8. Si somos requeridos por una tercera persona en un caso del § 5, párr. 5 - 7 estando excluida nuestra responsabilidad frente a nuestro cliente que haya revendido la mercancía a esa persona, tenemos derecho a que nuestro cliente nos libere de los derechos de dicha persona.



§ 6 Ninguna responsabilidad por defectos en caso de mercancía usada

Si el cliente es empresario en términos del § 14 BGB, la mercancía usada se vende excluyendo cualquier tipo de garantía. En otros clientes, los objetos usados se venden tras acuerdo contractual.


§ 7 Muestras, planos, herramientas

Nos reservamos los derechos de propiedad y autor en ilustraciones, planos, cálculos y otros documentos, los cuales no deben facilitarse a terceras personas. Esto se aplica especialmente a documentos escritos que se consideren "confidenciales"; antes de su transmisión a terceras personas, el cliente tiene que obtener nuestro consentimiento expreso por escrito. Esto también es válido si se facturan costes por herramientas fabricadas bajo pedido.



§ 8 Disposiciones finales

1. Las promesas efectuadas por nuestros representantes y trabajadores así como los acuerdos tomados por los mismos requieren nuestra confirmación expresa por escrito para que tengan validez.

2. Los derechos del cliente especificados en este contrato sólo pueden transmitirse a terceras personas con nuestro consentimiento. Lo mismo se aplica a cesiones de exigible contra nosotros.


3. Se aplica el derecho alemán para nuestras relaciones jurídicas con clientes.


4. Siempre que no se derive otra cosa de la confirmación del pedido, el lugar de cumplimiento para las relaciones jurídicas mutuas es Ilsfeld.


5. Para todos los litigios contractuales y extracontractuales, si el cliente es comerciante, una persona jurídica de derecho público o un patrimonio especial de derecho público, se acuerda la competencia exclusiva del Amtsgericht <<Juzgado Local>> o del Landgericht <<Tribunal Regional>> de Heilbronn. Sin embargo, en casos individuales podemos presentar una demanda incluso en la sede laboral del cliente.


6. Si las condiciones precedentes dejaran de ser válidas total o parcialmente, ello no altera la validez de las demás disposiciones. Las partes se comprometen a adoptar la regulación sustitutiva que más se asemeje al resultado económico de la cláusula eventualmente suprimida.


7. Al recibir la confirmación del pedido ha de pagarse un anticipo que ascienda al 30% del precio de venta, siempre que no se hubiera tomado ninguna otra regulación establecida individualmente en el contrato. Si el cliente incumple injustificadamente un pedido concedido o el contrato no se ejecuta por motivos atribuibles al cliente, este anticipo podemos liquidarlo en concepto de tasas de devolución/costes de anulación. Por motivos de espacio, las máquinas, los accesorios correspondientes, los sistemas de transporte y las piezas de repuesto tienen que desalmacenarse cuatro semanas después de la fecha de suministro o recogida acordada. El comprador corre con los costes que ello conlleve.

Versión: febrero de 2010

 


WEIMA Maschinenbau GmbH

Bustadt 6 - 10
74360 Ilsfeld
Alemania
Tel:
Telefax: +49 (0)7062 957090
Otros contactos
info@weima.com

Este sitio web utiliza cookies para personalizar el contenido y anuncios asi como Google Analytics para analizar el tráfico a nuestro sitio Web. Más información e instrucciones sobre cómo se puede desactivar el servicio usted encuentra aquí en la opción de "Google Analytics". Ocultar información de cookies.